MENSAJES DESORDENADOS



Me desvelé, el día empezó con un revés, palabras que confunde  solo con leerlas; palabras que evocan el fin de un por qué no.
 Me gusta la libertad de unos labios que gritan tu nombre y tú no puedes oír, me gusta leerte, oír la calidez de tu voz e incluso tu risa, ese sonido lo quiero retener mucho tiempo en mí. Quiero cuidarme y también quiero cuidarte, ME GUSTAS  y me gusta sentirte cerca aunque estas lejos muy lejos, me gusta la madurez de tus canas, me gusta decirte... ¿me invitas a un café? Sonreír cuando oigo tu mensaje....., sonrojarme con tus mensajes pícaros, me gusta tu ingenio, creo que eso me inspira.
Justo ayer decidí atreverme a soñar contigo, a pensarte y justo ayer”. No quiero estrategias, no quiero planificar la amistad, quiero ser auténtica, no me gusta la palabra seguridad entre nosotros, me gusta que el mundo sepa que eres parte de mi vida y al revés..., quiero una vida abundante de tu sabiduría cerca de mí, aunque estés lejos, aunque nunca más exista la posibilidad de verte, me gusta que valores mi compañía y desde lejos yo valorarla, abrazarte cuando creo que necesitas un abrazo, aquí empecé a soñar, quiero ser espontánea, divertida , caótica, libre y que tú te sientas libres cuando hablas conmigo o me piensas pero (aquí empieza lo realmente importante) ayer, se rompió la magia... (No salen las palabras).
Me gusta la palabra AMISTAD y lo que significa esa palabra, creo que es el superlativo de otra palabra enorme AMOR, la amistad es la complicidad de dos personas que no saben por qué pero se adoran, se necesitan, se complementan, no hablo de amistad /colega, hablo de hermandad, de unión de dos almas que se entienden, que al oír su voz es como estar en casa.
“Soy muy intensa en mis emociones, puede que un poco exagerada”, ya sabes para que resulte poético tienen que sentirse.
No quiero despedirme de ti, no es justo, esconderme tras un mensaje, tras un ordenador , esperar a una contestación dentro de diez horas, quiero la auténticidad del momento, mientras escribo miro al Mar al Mar Antiguo,  ( mí mar, soy Mediterráneo) hoy está realmente bonito, está calmado, aun así lleno de historias bellas de marineros y sirenas, de botellas llenas de mensajes, no sé si llegarás algún día a leerme, no sé si algún día llegará este mensaje a calar en tus huesos como calan tus palabras en mí, espero que me entiendas pero yo soy un espíritu libre que quiere seguir siendo libre a junto a ti sin 
estar a tu lado ( caótica esta emoción) ….

Esta mañana al pasear por la playa  había una botella en la orilla, la resaca de las olas la dejó ahí, tenía un mensaje al abrirlo me encontré con esta carta….

Comentarios

Entradas populares