A LA NIÑA QUE SIGUE VIVA EN MÍ

No quiero seguir caminando sin tí….
Te echo de menos, extraño tu sonrisa, tu mirada chispeante…
Me gusta tu parte soñadora, tu visión de mundo…..
Me tranquilizas, me haces reír a carcajadas…
Me divierte tu forma de hablar, tu vocabulario tan particular…
Aprendo con facilidad cuando me invitas a mostrar curiosidad por lo nuevo…
Me gusta cuidarte y caminar de puntillas por la playa, junto a tí….
Ver cómo caen del cielo estrellas desde tu mirada….
Quiero jugar contigo, viajar a lugares soñados por tí…..
Me gusta sentirte cada mañana al levantarme………..
Dibujar corazones, deshojar margaritas y oír el tic-tac de mi corazón, de tu corazón cuando se acerca el niño de mis ojos, de tus ojos…
Me gusta sentirte cerca, me gusta oírte dentro de mí…me gusta verme, mirarte a través de mis ojos….
Me siento libre cuando te oigo.
Me gusta mirarte a los ojos, a mis ojos, siempre me gustaron tus ojos, mis ojos.
Me sonroja tu arrojo, pero es que a veces ese arrojo me hace libre.
Tu inocencia me hace mejor, aún me sorprendes cuando te despiertas con ganas de aprender….
Tu capacidad de perdonar me hace bendecirte cada mañana y cada noche a la hora de dormir me siento protegida por tus sueños.
Solo me queda amarte tal y como eres, porque me enseñas que aún estoy a  tiempo de amarme, de sentirme merecedora.
Gracias por hacerme sentir la Abundancia del Universo solo con ver las olas del mar.
Gracias por hacerme sentir completa y no buena.
Abrazarte y sentirte conscientemente es un lujo para mis sentidos….”gracias por seguir viva y confiar en mí”,
 Todo eso y mucho más eres para mí  “la niña de mis ojos”
                                                                   


                                                               A mi niña interior

Comentarios

Entradas populares