RONDARTE

Iré a rondarte cuando te quedes dormido, así tendré tiempo para verte, emocionarme por última vez antes de marcharme.
Esta vez lo haré sin dramas, sin traumas, sin tragedias, tan solo déjame rondarte cuando duermes, déjame acariciarte con mis manos cálidas, déjame besarte hasta gastarte los labios, déjame colarme en tu mirada, déjame ver cómo me miras, como me deseas, déjame ver el mundo a través de tu mirada, tocarme con tus manos y besarme con tus labios; déjame rondarte antes de irme.

Déjame pegarme a tu piel como este viento de levante que se pega a la cara, déjame hacerte el amor por última vez, despacio sin prisa al ritmo de las olas del mar; déjame secarte tu piel mojada por el rocío de la madrugada; iré a rondarte por última vez cuando el crepúsculo del día sea vespertino y no matutino

Comentarios

Entradas populares